Noticias

25 de mayo de 2016

Lorena García: "El ajedrez tiene un don para los niños; solo verlo ya les motiva"

por El Maestro

Lorena García: "El ajedrez tiene un don para los niños; solo verlo ya les motiva"

García, docente y psicopedagoga, asegura que "hemos comprobado que los que practican este deporte-ciencia tienen mayor capacidad de superación, autocrítica constructiva y mejora de la autoestima".

¿Por qué el ajedrez en la escuela?
El ajedrez en la escuela sería dar la oportunidad a los docentes de contar con una nueva herramienta educativa para trabajar aspectos cognitivos y emocionales que con otro tipos de recursos didácticos no podrían hacer de igual manera. Además, nos proporciona múltiples situaciones de aprendizaje y con la ventaja de que son lúdicas. Lo podemos trabajar a través de todas las áreas si sabemos aprovechar sus potencialidades, porque se parte de un tablero de 64 casillas blancas y negras con sus 16 piezas? para convertirse en lo que queramos. A través de la música, las artes, la lengua, las matemáticas o cualquier otra área podemos conseguir objetivos educativos de la mano de las esencias ajedrecísticas.
¿Cómo es su experiencia personal? ¿Aprendió de niña o es fruto de su experiencia como docente?
Mi primer contacto con el ajedrez fue en el Colegio Maximiliano Gil donde estudiaba cuarto de primaria. Mi profesora de Matemáticas Lucy Broock nos enseñó este noble juego y nos enamoramos de él, a pesar de que era algo nuevo en nuestro círculo más cercano. Al acabar las tareas jugábamos e incluso nos quedábamos por las tardes. Motivados por compartir esta experiencia con un grupo de amigos participábamos en los juegos escolares acompañados siempre de nuestra maestra. ¡Y aquí sigo! Aunque me hubiera gustado no practiqué el ajedrez de competición ya que desde el principio tenía claro mi objetivo: La docencia, el contacto con esas personitas mágicas que desde niños hasta adultos te aportan un "feedback" de aprendizaje maravilloso.
Y sin embargo los dos caminos volvieron a cruzarse?
Estuve trabajando durante 14 años como monitora de clases extraescolares en Tacoronte y en La Laguna. Esta actividad era paralela a mi paso por la Universidad de la Laguna donde me formé como Maestra de primaria y psicopedagoga. Sin darme cuenta mis dos pasiones (la enseñanza y el ajedrez) se fundieron y empecé a cambiar la forma de dar las clases y la forma de concebir esta disciplina. Ya el ajedrez no se centraba en el tablero, sino que pasaba a ser una herramienta con la que podía trabajar con los alumnos un sinfín de cosas.
¿Cómo surgió la idea del estudio realizado en 2013, considerado hoy una referencia tinerfeña sobre el tema?
Tras hacer los cursos de doctorado me uní a mis directores actuales de tesis Ramón Aciego y Moisés de Betancor y les propuse realizar una investigación para demostrar lo que yo veía en el aula: que los niños mejoraban en muchos aspectos, de una forma maravillosa ya que aprendían jugando. Después de mucho tiempo, esfuerzo y trabajo conseguimos un estudio riguroso que cumple todas las exigencias académicas. Actualmente estamos perfilando mi tesis: Beneficios del Ajedrez en el enriquecimiento socio-afectivo y emocional.
¿Sigue aprovechando el ajedrez en el aula?
Actualmente presido la Asociación Alfil Educa y voy a coordinar un proyecto de ajedrez en mi municipio con el Ayuntamiento de Tacoronte, con un grupo humano y voluntariado muy sensibilizado con el ajedrez educativo para todas las edades. Es un honor formar parte de esta bonita iniciativa. Además, el intercambio de experiencias en congresos y seminarios por lugares de España, Panamá y México, con compañeros de un nivel altísimo de experiencias y formación, me han enriquecido enormemente.
¿Qué conclusiones extrae del estudio de 2013?
Las conclusiones de nuestro estudio dejan clara como las competencias cognitivas mejoran en el grupo que practicaba ajedrez. Estas mejoras se aprecian en capacidades de abstracción verbal, atención, organización perceptiva, análisis, síntesis, coordinación viso-motora, rapidez, planeamiento y previsión. Lo más llamativo que obtuvimos es que comparando el grupo control (alumnos que iban a fútbol y baloncesto) con el grupo ajedrez se observan mejoras significativamente en adaptación escolar, ajuste personal, autoconfianza y resolución de problemas.
Una de las aportaciones de dicho estudio es el énfasis que pone en la vertiente socio-afectiva del alumno. ¿Por qué considera que el ajedrez ayuda a los niños en dicho campo?
La parte socio-afectiva y la inteligencia emocional son el esqueleto de la persona, la esencia del ser humano. Somos seres sociales, seres emocionales. Desde que nacemos tenemos que aprender a movernos en un mundo de emociones, donde nosotros seamos capaces de identificarlas, reconducirlas y modificarlas si fuera preciso. La estabilidad emocional es el fin y el comienzo de todas nuestras actividades en la vida diaria, por ello deben ser mimadas y cuidadas. Mi formación académica y personal creo que es muy importante en mi visión del ajedrez como una herramienta educativa.
Habla con pasión del tema, resulta obvio que ajedrez y escuela es un binomio fundamental en su desarrollo personal
Ser madre y maestra, el estar en contacto con todas esas personitas, ha hecho que mi universo de experiencias esté creciendo cada día más y más. Son los propios alumnos los que te van enseñando lo que funciona y lo que no. Escucharlos a ellos, saber sus inquietudes y las características de su mundo hacen que cualquier actividad que planteemos sea casi seguro un éxito. El ajedrez nos proporciona un sinfín de ilimitadas actividades donde la creatividad, las dotes pedagógicas del maestro y sobre todo su amor en lo que hace, brinden al alumno la oportunidad de trabajar desde competencias cognitivas hasta socio-afectivas, de una forma lúdica. Un ejemplo de lo que el ajedrez puede ayudar a los alumnos que para mí es muy importante es que aprenden a afrontar un problema, cómo analizar la situación buscando y valorando diversas alternativas, además de la capacidad de controlar la frustración, la pérdida? y como canalizar todo esto para que de algo negativo para él salga algo positivo como es la capacidad de superación, de autocrítica constructiva, valentía ante nuevos retos, mejora de la autoestima? Conceptos complejos, pero que bien articulados los podemos trabajar a través del tablero.
¿Qué edad o curso considera adecuado para introducir el ajedrez en la escuela?
El ajedrez podríamos verlo como un libro. Si desde que un niño nace ya le leemos un cuento, porque no le podemos acercar en los primeros añitos a un pre-ajedrez; el jugar y familiarizarse con las piezas, hacer juegos manipulativos de construcción, de seriación, clasificación al igual que hacemos con unos legos o con otros tipos de materiales lúdicos infantiles. En la escuela considero que podemos empezar desde infantil adaptando siempre a las capacidades evolutivas de cada nivel. La ventaja de introducir el ajedrez en el aula es que lo podemos hacer no sólo en unas horas preestablecidas, sino que incluso sería más recomendable hacerlo de forma transversal. El concepto de la enseñanza en el aula ha cambiado por ello a la hora de introducir el ajedrez, no podemos hacerlo como en años pasados, ya que tenemos que hacerlo de la forma más adecuada.
Canarias presenta claros déficits en el rendimiento escolar. ¿Cree que la introducción del ajedrez en las aulas ayudaría a revertir esta situación a corto plazo?
Considero que puede ser una buena herramienta al igual que otras que se están introduciendo y trabajando ahora en el aula. Como docente y en nombre de muchos compañeros estamos receptivos a todo aquello que nos ayude y nos facilite nuestra labor en el aula, y sobre todo que pueda hacer felices a nuestros niños. El secreto para mí en la educación y lo digo a título personal es que el niño disfrute pero el maestro también, esa sinergia es la clave. Si tenemos un niño cómodo y feliz en el aula lo principal para aprender lo tenemos que es su predisposición. El ajedrez tiene un don para los niños, el sólo verlo ya les motiva; porque es un juego, se lo pasan bien y sin ser conscientes están aprendiendo.
Como docente, ¿qué le diría a sus compañeros que, si bien comprenden que el ajedrez es una herramienta pedagógica de primer orden, carecen de nociones básicas sobre el juego?
A mis compañeros de escuela les diría que no tengan miedo, que tiren todos esos mitos del ajedrez y que conozcan lo que se está haciendo, ya que seguro que no tiene nada que ver con lo que se imaginan.

Fuente: La Opinión de Tenerife


ampliar imagen

Lorena García


Boletín de Novedades

Introduzca su email si desea estar informado de las novedades y actividades de La casa del Ajedrez.


Publicidad:
Texto del banner

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información